Dos historias que tienen que ver con chats...

Intercambiar mensajes escritos con gente desconocida y que no tenía ni idea de cómo lucía físicamente ma parecía la onda... claro, tenía alrededor de 12 años y por eso me causaba tanta emoción.

Lo más patético del asunto, es que nisiquiera era un chat de Internet, pues en ese entonces incluso ignoraba como se encendía una computadora.

Oh no, todo comenzó en mi salón de clases, el día que se me ocurrió escribir en la paleta de mi banca la frase "¿quién se sienta aquí?", y una chica del turno vespertino me siguió el jueguito.

Así es: con mi método tardaban mínimo 24 horas en llegar las respuestas, y en viernes ni se diga... A pesar de ese inconveniente, tenía algunas ventajas sobre los chats de verdad, como por ejemplo, que podía estar completamente segura de que no había un gordo de 40 años en ropa interior recibiendo mis mensajes.

Con el tiempo, dejamos de escribir en las paleta y comenzamos a hacerlo en papelitos que metíamos debajo de ella, atorados en los tubos que la sostenían. Era como mandarnos mails .

Y para no hacer el cuento largo: un día le dije que nos conociéramos en persona y le dejé sugerido un lugar para que llegara a la hora en que ella tenía que entrar a la escuela y que yo ya había salido, pero nunca llegó... o no sé si le llegó el mensaje, pues al día siguiente mi banca ya estaba en otro lado... o algo así pasó.

Pero antes de que a alguien se le ocurra decir que me vió y por eso no se acercó, no fue así: siempre que me quedo de ver con alguien que conocí en un chat (o cualquier otro medio a ciegas), los espero a una distancia que me permita verlos sin que sepan quien soy. Después de hacerlos esperar un rato, me acerco... o bueno, no siempre. Una vez no lo hice porque la chica en cuestión me dió miedo, pues estaba vestida con una camisa (no blusa, camisa) azul rey y unos pantalones del mismo color, se reía mientras veía el piso y además, me había dicho el día anterior que tenía el cabello largo, pero jamás me imaginé que le llegara hasta los tobillos.

Pero no crean que era un ligue: se trataba de una reunión a ciegas de varios usuarios de cierto foro cuyo nombre no mencionaré, y para nuestra mala suerte, fue la primera en llegar e irse a parar en dónde quedamos de vernos. Nadie se le acercó ni de chiste, y como casi todos estuvimos ahí "escondidos" casi 1 hora esperando a que se fuera, muchos sin conocernos nos identificamos entre nosotros porque ibámos sólos y no dejábamos de verla ni nos moviamos a otro lado.

Al llegar a mi casa, entré al foro y les dije que ya no iba a organizar nada porque "nadie había ido", pero todos se excusaron argumentando que los había asustado "la chica de azul". Lo más jocoso fue cuando ella misma entró a postear "¡si! yo también la vi, ¡qué miedo!"

Al final de la noche confesó que era ella, y todos se desconectaron.


Share/Bookmark

10 comentarios:

YoSabina dijo... / 13 de agosto de 2010, 14:42  

Jejeje.. la historia de los mensajes a través de las bancas es linda y hasta cierto punto romántica. Y lo de la chica de azul... ok.. eso si da miedo... jejeje

YoSabina

JADYLAND dijo... / 13 de agosto de 2010, 16:02  

aawww....que linda la historia de la banca, me ha inspirado enormemente para hacer una novela. Cuanto misterio e intriga tener que esperar 24 horas para saber las respuestas, que interesante y romantico.

Y lo de la chica de azul, pues, sin comentarios. Me dejo en blanco y tristemente ella paso mucha verguenza ese dia.

Me fascino el post, y como te habia dicho en un post anterior, ya salio la parte B del pez dorado, espero que te guste. Bye

Andrea dijo... / 14 de agosto de 2010, 0:08  

JAJAJA, no pude evitar carcajearme de la niña de azul.

Yo he plantado a un sinúmero de creeps de chats, foros, myspace, sobre todo myspace. PERO, también he conocido gente que es la onda.

Esa historia de las bancas está increíble, ojala se me hubiera ocurrido cuando iba a la primaria, pero no había turno vespertino, nevermind.

(:

Zadig dijo... / 14 de agosto de 2010, 8:26  

La historia de la banca es tan poética, ahora directamente la gente consigue tu correo electrónico o tu numero de móvil y allí termina el encanto, sin duda es un buen argumento para un cuento, así que mejor que le pongas tu sello de “todos los derechos reservados” o varios de tus lectores empezaremos a robarte la idea y pulularan por la red cuentos, cortometrajes y visual novels al respecto… yo algunas veces escribo cartas para gente desconocida que guardo en los libros que mas me gustan en ciertas bibliotecas o librerías, bueno, nunca nadie me ha respondido, pero siempre me ha intrigado saber si alguien conservara alguna de esas cartas… Lo de la chica de azul, bueno, debió ser triste, pero ella no pareció haberlo tomado tan mal, seguro que era un foro medio Friki y de allí que no solo era la camisa y el cabello lo que intimidaba, algún día esa chica tendrá su venganza y dejara plantado a … el amor de su vida! (el cual no conocerá hasta su otra vida) XD, anyway, es la primera vez que entro a tu blog y me ha gustado (vamos que si me ha gustado, pero si me ha molado mogollón), así que espero no tengas inconvenientes en que te agregue a mi blogroll =(n_n)=

Saludos Cosmonauta!!

Rub dijo... / 14 de agosto de 2010, 13:41  

Amé esta entrada. :D esas anécdotas de conocer a gente en vivo son siempre muy divertidas. ¡Un besote!

M A M B A dijo... / 14 de agosto de 2010, 22:27  

YoSabina:Si, esa chica era muy rara. Como en ese entonces aún existía el space del msn (no recuerdo bien su nombre), en el suyo escribió de su fascinación por las cochinillas y otras cosas por el estilo.

JADYLAND: Pues hasta eso ella no era fea, pero aún así como que buscaba ser rara a como diera lugar. Por ahí hubo algo que tuvo que ver con ella aunque no fue directamente su culpa, pero si me hizo quedar mal con alguien u_u. Pero eso si, dibujaba bien.

Y pronto estaré por tu blog para checar esa segunda parte =].

Andrea: Fíjate, de pura suerte no me tocó más gente rara de chats y foros, como que siempre fueron buena onda. Bueno, los que conocí en persona, los chats en general siempre tendrán gente freak.

Zadig: Jajaja, el foro era de fans de las chicas de t.A.T.u., no estaba tan friki, era más un sitio de reunión gay.

Muchas gracias por seguirme, y que bueno que te gustó el blog =].

Rub: Si! y tengo algunas otras que merecen su propia entrada, pero será más adelante para no clavarme con en el mismo tema. ¡Un besote también para ti! =]

Y para todos: lo de la banca a mi nunca me pareció tan romántico, pero supongo que si sería buena idea para un corto o algo así.

Tani dijo... / 18 de agosto de 2010, 15:30  

Mamba querida, alguna vez hice lo de responder mensajes sueltos.

Era en el aula de idiomas de la preparatoria. Yo tenía que esperar una semana para leer mi mensaje, tenía la certeza de que lo escribía algun chico de uno de los tres grupos que asistian antes de que yo entrara. Sabía que era un chico porque algo en la letra me lo decía, y porque más tarde él me lo dijo, sabía que era yo la que le escribía y empezó a coquetear un poco.

Era tan emocionante pero todo el encanto se rompió cuando lo conocí. tenía una facilidad enorme para expresarse en cartas, pero era un pésimo conversador. En fin, guardo el recuerdo como algo muy lindo, singular y sobretodo especial que duró un semestre completo.

Un beso.

M A M B A dijo... / 18 de agosto de 2010, 21:42  

A mi la verdad hasta la fecha me da emoción que me respondan mensajitos, sea dónde sea =].

Supongo que es un trauma porque lo de la banca sólo duró unos días u_u .

Saludos! =]

Novak dijo... / 20 de agosto de 2010, 15:32  

Lo que tu contaste fue un cuento de terror jajajajaja

M A M B A dijo... / 20 de agosto de 2010, 16:28  

El día de hoy los comentarios me están dando muchas ideas... gracias Novak ;).