La gorila

Corría el otoño del año 2006. Había pasado casi un mes desde que entré a trabajar a Neve e Gelato (sí, cuando aún usaban la "e" enmedio), y como la sucursal estaba dentro de una plaza, varias veces me tocó ir por algunas cosas que hacían falta al supermercado, pues estaba justo enfrente.

Aquél día se le ocurrió a mi [sarcasmo]estimadísima[/sarcasmo] compañera que necesitábamos un especiero para decorar con cocoa el helado de tiramisú, así que fui a comprar uno... o bueno, esa era mi intención.

Después de un ratote de examinar los pasillos en dónde según yo podían tener, me dí por vencida, y busqué a una señorita de las que trabajan ahí para que me dijera en dónde podría encontrar por fin un mentado especiero.

Llegué al pasillo de los plásticos, y vi a una chica muy morena y con el cabello "rubio" (o al menos ese debió de ser el tono original antes de ponerse anaranjado) subida en una escalera acomodando algunas cosas en los estantes. Nisiquiera recuerdo qué.

Al principio lo dude un poco, pues además de su tinte, las cuerdas de su mandil se perdían entre los pliegues de sus numerosas llantas, pero ¡caray! a pesar de que soy cacofóbica, yo únicamente quería que me dijera en dónde encontrar los especieros, así que me decidí por preguntarle. Grave error.

Al principio, me vió de reojo, como con fastidio, no me dijo nada y volvió a lo que estaba haciendo, cuando de repente se detuvo y está vez giró hacia mi al mismo tiempo que en su espantoso rostro (acné, labios gruesos, nariz gruesa, etc.) se dibujaba una enorme sonrisa.

-Disculpa, ¿Si me puedes decir en dónde están?

Bajó casi de un brinco de la escalera, y mirándome con la boca abierta, me preguntó:

-¿Qué?

Iba a repetirlo, pero me tomó del brazo izquierdo con ambas manos y dijo:

-Acá, mira, están por acá-Y me llevó jalando hasta otro pasillo.

Los que me enseñó tenían los agujeros enormes, y yo necesitaba otra cosa muy diferente. Le comenté y volvió a agarrarme igual, pero está vez empezó:

-Ay, ¿no son esos? Es que sí ... ¿no...?

Ah, pero no crean que se conformaba con saber que tenía mi hermoso brazo de piel como la porcelana entre sus regordetas y enormes manos, sino que comenzó a frotarse los... las... emm, ¿cómo llamarlos (as)? ¿Senos? ¿Bubbies? ¿Chichis? ¿Tetas? contra él.

¡PUTA*! !QUÉ ASCO!

En ese momento le quité mi bracito y le dije que iba a ir a preguntar que si eso era lo que necesitaban, y que no me tardaba. Ella supo que era mentira y puso cara de desilusión, pero no me importó.

Llegando a la heladería le dije a la [sarcasmo]estimadísima[/sarcasmo] compañera que no había, que mejor así lo dejáramos. Le dió igual, así que desde el principio me hubiera quedado en la seguridad del local sirviendo helado a gente naca y prepotente, que cuando menos, se límitaba a quedarse frente el exhibidor.

Y de todos ellos hablaré en otra ocasión.


*Perdone usted, estimado lector, pero es que no había otra palabra que pudiera expresarlo con el mismo sentimiento.


Share/Bookmark

9 comentarios:

Fernando Manda dijo... / 19 de agosto de 2010, 0:07  

Ehhwwww :S ¿y no te desinfectaste el brazo? ¿o los ojos? xD

la señorita panque dijo... / 19 de agosto de 2010, 11:42  

:S qe violadora ¬¬ la gorila eeeh! xD

M A M B A dijo... / 19 de agosto de 2010, 20:25  

Fernando: Pues hasta eso traía suéter, así que sólo contaminó la manga. Obviamente me lo quité después :P.

señorita panque: ¡Si! ¡Que miedo! Todavía hubiera sido sólo un guiño o algo menos repulsivo...

SusuBlog dijo... / 20 de agosto de 2010, 12:02  

O___O lo que llega una a leer en viernes!!! jaja
que bueno que andabas por SusuBlog

un saludo,
Su.

Novak dijo... / 20 de agosto de 2010, 15:44  

Yo que tu regresaba a hacer un documental del sujeto ese jajajajajajaja

Y digo sujeto porque eso fue lo que describiste.. xD

M A M B A dijo... / 20 de agosto de 2010, 16:12  

Susublog: Tu comentario me dió una idea... jajaja. Y pues me seguiré pasando por tu blog ;) .

Novak: Preferiría no arriesgarme de nuevo... ¿Qué tal que ahora me lleva arrastrando hasta su jaula y no me deja ir? Tomando en cuenta sus intenciones, sería más estúpido que valiente rondar por sus territorios *Suena música de tambores*.

PROFESOR ZOVEC dijo... / 21 de agosto de 2010, 0:25  

mhhh se lo que se siente que te encueren con la vista. pff
mentira, tengo tan poco atractivo que en vez de darme pecho me dio la espalda.. xD salu2 mamba¡

JADYLAND dijo... / 21 de agosto de 2010, 17:51  

jajajajajajajajaja....divertido el termino con el que la llamaste, y de hecho, acá en panamá abundan de esas. Y lo triste es que son tan sinvergüenzas, te tratan, tocan y hablan de una forma tan vulgar, que se te quita toda gana de hacer algo. Yo te comprendo y te apoyo al haber huido del supermercado. Yo hubiera hecho igual, XD

M A M B A dijo... / 22 de agosto de 2010, 3:00  

PROFESOR ZOVEK: Pues se siente muy feo, y que además se haya frotado... ¡brrr! (eso fue un escalofrío).

Saludos! =]

JADYLAND: ¡Si! Pero pues ella tiene la culpa, ¿para que anda de ofrecida? Yo nunca he usado esas tácticas para ligar :/ . Pero bueno, aunque lo hubiera tratado de hacer de forma civilizada, pues no podía ocultar su fealdad, además yo ya andaba con mi novia *Suspiro largo* *-* .